templo

Foto 360 grados (click para ver)

sanantoniomc

Domingo XXII del T.O. (C) (28 agosto 2016)

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

orar humildad

(San Lucas 14: 7-14)

Jesús nos habla en el evangelio de hoy de la importancia que tiene el ser humildes: “Quien se ensalce a sí mismo será humillado y quien se humille a sí mismo será ensalzado”.

La humildad es una de las virtudes más importantes y bellas. La humildad real es difícil de falsificar. “Ser humilde” es sinónimo de “ser santo”.

Lo opuesto a la humildad es el orgullo o soberbia. Acerca de este pecado solemos tener bastante “experiencia personal”. La soberbia es la raíz de todo mal. Soberbia fue el primer pecado cometido por el hombre (Adán), cuando pretendió ser como Dios.

Del mismo modo que la personalidad de un hombre humilde es atractiva, la personalidad de un hombre orgulloso es repulsiva. El soberbio tiende a ser rechazado, nadie le soporta, y al final se queda solo.

La humildad tiene su origen en el reconocimiento de nuestras propias limitaciones: "Yo solo sé que si hay algo bueno en mí es porque Dios me lo ha dado" (Sta. Teresa de Jesús). El humilde se alegra de los éxitos y virtudes de los demás; al mismo tiempo que no se extraña de sus propios fallos y limitaciones. El humilde no se desanima cuando ve lo poco que vale; todo lo contrario, eso le lleva a confiar más en Dios.

Aprendamos de Jesús, que a pesar de ser Dios se hizo hombre como nosotros. Él decía de sí mismo: “Aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón, y encontraréis descanso para vuestras almas” (Mt 11:29)

Continuar leyendo

ImprimirCorreo electrónico

Cuentos con moraleja: "El poder del Padrenuestro"

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

San Francisco de Asís

Estaba Jesús haciendo oración en cierto lugar. Y cuando terminó, le dijo uno de sus discípulos:

-         Señor, enséñanos a orar, como Juan enseñó a sus discípulos.

Y Jesús le respondió:

-         “Así, pues, habéis de orar vosotros: Padre nuestro, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu reino, hágase tu voluntad, como en el cielo, así en la tierra. El pan nuestro de cada día dánosle hoy, y perdónanos nuestras deudas, así como nosotros perdonamos a nuestros deudores, y no nos pongas en tentación, mas líbranos del mal”.

De todas las oraciones que hace el cristiano, la más importante es el Padrenuestro, por la sencilla razón de que fue compuesta, enseñada y aconsejada por el mismo Jesucristo.

Es una oración sencilla y directa dirigida a Dios Padre para darle gloria, pedirle que venga su Reino, cuide de nosotros todos los días con su providencia y perdone nuestros pecados. Es un a modo de resumen de cuál habría de ser la vida de cualquier cristiano.

Debido a la sencillez de la oración y a ser una de las que con más frecuencia rezamos, tenemos el peligro de hacerlo de modo rutinario sin saborear la riqueza y profundidad de su contenido. Por otro lado, siendo el mismo Cristo quien nos aconsejó que así rezáramos, unió a su rezo miles de gracias que podemos conseguir.

Continuar leyendo

ImprimirCorreo electrónico

¿Qué es orar?

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

PREGUNTA: ¿Qué es orar?
RESPUESTA: Orar es hablar con Dios. La oración es un diálogo eminentemente sobrenatural por el cual el hombre, con la ayuda del Espíritu Santo (Rom 8:26), habla con Dios. El P. Alfonso Gálvez la define de un modo muy sencillo y preciso: "La oración surge de la necesidad que Dios ha querido sentir de hablar con nosotros y de la que nosotros sentimos de hablar con Dios". "La oración es la prolongación "ad extra" en el hombre del diálogo intratrinitario". "Dios quiere hablar con nosotros porque nos ama. Pues bien, la oración es la respuesta del hombre a esa invitación al diálogo".

PREGUNTA: ¿Qué diferencia existe entre la oración cristiana y la oración de los orientales (budistas...)?
RESPUESTA: La oración cristiana es eminentemente sobrenatural. La oración oriental es puramente psicológica.

PREGUNTA: ¿Cuántos tipos de oración existen?
RESPUESTA: Depende del modo como la clasifiquemos. Según el contenido, podemos hablar de oración de petición y súplica, de acción de gracias... Si la clasificamos según el modo, puede ser vocal o mental. Y dentro de la oración mental la podemos dividir en meditación y contemplación.

Continuar leyendo

ImprimirCorreo electrónico

Los frutos de la Sagrada Comunión

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

sagradacomunionFrutos de la Comunión en el alma

Según el R. P. Antonio Royo Marín, los principales efectos de la Sagrada Comunión bien recibida son los siguientes:

1) La Eucaristía nos une íntimamente con Cristo y, en cierto sentido, nos transforma en Él. Es el primer efecto y más inmediato puesto que en el recibimos real y verdaderamente el Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad del mismo Cristo. “Yo soy el pan de vida… Yo soy el pan que bajó del cielo… Si uno come de este pan vivirá para siempre y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo. En verdad, en verdad, os digo, si no coméis la carne del Hijo del Hombre y no bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna y Yo le resucitaré el último día. Porque mi carne mía es verdadera comida y mi sangre es verdaderamente bebida. El que come mi carne y bebe mi sangre, en Mí permanece y Yo en él. El que come de este pan vivirá eternamente” (Juan, 6, 35-58).

Continuar leyendo

ImprimirCorreo electrónico