templo

Foto 360 grados (click para ver)

sanantoniomc

Domingo XV del T.O. (B) (15 julio 2018)

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

discipulo

(Mc 6: 7-13)

“Y llamó a los doce y comenzó a enviarlos de dos en dos, dándoles potestad sobre los espíritus impuros. Y les mandó que no llevasen nada para el camino, ni pan, ni alforja, ni dinero en la bolsa, sino solamente un bastón; y que fueran calzados con sandalias y que no llevaran dos túnicas. Y les decía: -Si entráis en una casa, quedaos allí hasta que salgáis de aquel lugar. Y si en algún sitio no os acogen ni os escuchan, al salir de allí sacudíos el polvo de los pies en testimonio contra ellos. Se marcharon y predicaron que se convirtieran. Y expulsaban muchos demonios, y ungían con aceite a muchos enfermos y los curaban”.

“Y llamó a los doce y comenzó a enviarlos de dos en dos”

  • Cada apóstol es directamente llamado por Cristo: sentido sobrenatural de la vocación.
  • Y luego, enviado de dos en dos: “pues en eso conocerán que sois mis discípulos, en que os amáis los unos a los otros” (Jn 13:35). “El hermano ayudado por el hermano se convertirán en fortaleza inexpugnable” (Prov 18:19).

“Dándoles potestad sobre los espíritus impuros”

  • La potestad de los discípulos es espiritual y viene dada directamente por Cristo. Es por ello que su principal lucha será contra el mal; primero expulsándolo del corazón de los hombres, y luego llamándoles a la conversión. “Se marcharon y predicaron que se convirtieran. Y expulsaban muchos demonios, y ungían con aceite a muchos enfermos y los curaban”.
  • La función de sus discípulos no consistirá en promover la justicia social o las causas puramente humanas, sino en expulsar el demonio de sus corazones, llamarles a la conversión y al arrepentimiento y ejercer la caridad: “ungían con aceite a muchos enfermos y los curaban”.

“Y les mandó que no llevasen nada para el camino, ni pan, ni alforja, ni dinero en la bolsa, sino solamente un bastón; y que fueran calzados con sandalias y que no llevaran dos túnicas”.

  • Para cumplir esa misión no tendrán que confiar en medios humanos, sino en el poder y medios que Él mismo les ha dado. De poco servirán los planes pastorales, los medios de comunicación, el dinero… Para cumplir esa misión lo único que hace falta es ser der verdad auténticos apóstoles de Cristo.

“Si entráis en una casa, quedaos allí hasta que salgáis de aquel lugar. Y si en algún sitio no os acogen ni os escuchan, al salir de allí sacudíos el polvo de los pies en testimonio contra ellos”.

  • Pero a pesar de todo, en algún lugar no desearán escucharos; si eso ocurriera, no os preocupéis, sencillamente sacudid el polvo de vuestras sandalias y marcharos a otro lugar.
  • Ante el mensaje de Cristo la actitud del hombre puede ser doble: La primera, de rechazo y persecución: “Si me han perseguido a mí, también a vosotros os perseguirán” (Jn 15:20a). Otros en cambio, os escucharán como también me escucharon a mí: “Si han guardado mi doctrina, también guardarán la vuestra” (Jn 15:20b). Y recordad siempre que quien a vosotros escucha a mí me escucha (Lc 10:16).
  • Esta misión no será fácil pues os envío como corderos en medio de lobos; así pues, sed prudentes como las serpientes y sencillos como las palomas (Mt 10:16)

Imprimir Correo electrónico